Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Caminantes

Amanecer en medio de la neblina

Lloa tiene varios atractivos que te envuelven, entre ellos, sus amaneceres.

La neblina en el campo brinda una nueva perspectiva de la naturaleza | Foto: A. C.

Es todo un reto salir de la cama en un día lluvioso y más, si al ver por la ventana, todas las calles están envueltas por la neblina. Hay que armarse de coraje para levantar las cobijas y abrazar al nuevo día.

Una taza con café caliente siempre alegra la mañana, mientras en el celular escucho las noticias. Una más lamentable que la otra. Es que dicen los expertos que los muertos venden… por eso yo prefiero desconectarme luego del segmento de entrevistas.

Bueno, regresando a los días lluviosos y amaneceres con neblina, ¡cuán bonitos son! Nos llenamos de recuerdos que alimentan el alma, memorias vivas de aquellos momentos que nos construyeron y nos hicieron lo que hoy somos.

Nuevos despertares

Estos días han sido reveladores, despiertan sueños y permiten avanzar un paso a la vez, caminar con calma. Una sensación que es compartida por las amistades que han llegado hasta el punto base de Pueblito Mío, en Lloa.

Las recientes visitas, están impactadas por todas las sensaciones descubiertas en este ambiente mágico, taciturno y apacible que se vive en la parroquia rural más grande de Quito, más de 500 kilómetros cuadrados, donde habitan alrededor de 2 mil personas.

Tres amigos comunicadores han reservado el espacio para venir a escribir. Otros dos, que gustan del senderismo, vendrán a pernoctar antes de ascender al Guagua Pichincha y ver el amanecer desde la cumbre. Es que, si el clima ayuda, recibir el nuevo día a más de 4700 msnm es un privilegio gracias a la espectacular vista que se tiene de Quito y de la Cordillera Oriental, con todos sus nevados.

Una pareja más anunció que vendrá a pasar un fin de semana relajado, alejados de sus trabajos y desconectados de su celular. Otros, los más jóvenes, agendaron para marzo una cicleada por la ruta de cerca de 12 kilómetros, que va desde el centro poblado hasta el sector de Palmira, en esta, se recorren algunos barrios y se puede disfrutar de varios miradores. Lo mejor es que es un reto asequible para todos. Su intensidad es baja y media.

En fin, Lloa te atrapa. Cada día es una aventura.

Un comentario en «Amanecer en medio de la neblina»

Deja un comentario