Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Aventuras

Bitácora de un mundial, la convocatoria y las primeras gestiones

Bien dicen que son las pequeñas cosas las que hacen grande la vida… En este caso, todo comenzó con una llamada. La Asociación Ecuatoriana de Futsalón fue invitada a ser protagonista en el Mundial C17 organizado por la Asociación Mundial de Futsal – AMF, que se desarrolló en mayo en Paraguay.

La llamada telefónica y posterior reunión sirvió para detallarnos todo lo que implicaba el viaje e invitarnos a soñar. Querían que acompañáramos a la delegación C17 de Ecuador para para guiaros e implementar proyectos de turismo deportivo en los gobiernos parroquiales y cantonales.

Si bien la ilusión invadía nuestro cuerpo y mente, había que preparar la logística, cotizar el precio de los pasajes, acordar el itinerario, buscar las conexiones para poder confirmar nuestro contingente. Realizada la tarea, dimos el si.

Los primeros días nos pusimos a revisar detalles de la sede mundialista, Ciudad del Este, al tiempo que la dirigencia empezó a conformar la plantilla de jugadores, cuerpo técnico y demás responsables del bienestar de la delegación. También inscribió y confirmó la participación del equipo ante el seno de la AMF, que tiene su sede en Asunción.

Como no podía ser de otra manera, hicimos nuestro check list: definimos las acciones y les asignamos tiempos, todo marchó bien. No dejamos ningún detalle suelto. Los días pasaban y cada vez veíamos más gente sumarse al proceso. Esta fue la sexta participación de Ecuador en mundiales de la organización que regenta el futsal.

Queríamos que todo fuera perfecto, El aprendizaje era de gran valía y había que aprovechar la oportunidad, iríamos al otro lado de Sudamérica para vivir en carne propia cómo se desarrolla un Mundial de Fútbol de Salón, en la tierra donde este deporte se juega a coliseo lleno, hay apoyo de la empresa privada, escuelas de futsal para atletas desde temprana edad, y donde la clase política entiende que respaldar al deporte es abrir un mundo de alternativas positivas para el desarrollo integral de los niñas, niñas y jóvenes.

Dentro de la delegación -que comenzó sus entrenamientos en la Villaflora y luego fue hasta Liga Los Andes, entre otros espacios- estuvimos un equipo de comunicadores, padres y madres, dos jóvenes técnicos (Juan Carlos Amaguaya y Josué Gallardo), quienes además dieron de apoyo logístico, y apoyaron como masajistas, aguateros, había que apoyar en lo que se pudiera… la historia de nuestra participación te la cuento en la próxima entrega.

Vistas: 42

Deja un comentario