Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Pueblito Mío

El senderismo, una actividad de gran apoyo

¡Quién diría que caminar sería tan bueno! Antes, cuando salíamos a recorrer las montañas y cerros de los alrededores de Quito nos veían como bichos raros. En la actualidad, somos parte de miles de personas que semana a semana recorremos los senderos naturales seguros que hay principalmente en las parroquias rurales de Quito y en los parque metropolitanos.

Las caminatas y otras aventuras que hacíamos, sin saber han sido altamente beneficiosas para la salud mental. Hoy es una moda que crece y crece, se estima que en Ecuador, alrededor de un millón de personas practican el senderismo de forma habitual.

En parroquias como Lloa, semana a semana, se registra más de 1500 caminantes; en la ruta de las Siete Cascadas, a unos 11 kilómetros del pueblito asentado a 3100 msnm, hay días en que llegan más de mil turistas, quienes tiene como meta recorrer el sendero de no más de una hora y media.

Otros caminos visitados son el Cerro La Luz, en Puéllaro; la Cruz del Ilaló, en el Valle de los Chillos; el Pasochoa, en Mejía; la vuelta a Cuicocha, en Imbabura; la vuelta al Quilotoa, en Cotopaxi y así podríamos enumerar una docena más; estos, sin incluir las rutas existentes en alguno de los 14 Parques Nacionales, o de las más de 50 áreas protegidas.

A cada paso eres más fuerte

Los estudios afirman que recorrer entornos naturales ayuda a disminuir los efectos de la ansiedad, la depresión y la angustia; los especialistas afirman que son buenos para superar los bloqueos mentales que disminuyen la creatividad.

En países del norte de Europa, sus normativas permiten que los profesionales de la salud prescriban la visita a entornos naturales, el avistamiento de aves y las caminatas por la playa, en especial para pacientes con padecimientos crónicos y degenerativos.

En Japón, los baños de bosque, son populares para disminuir los impactos provocados por el estrés; ayudan a mantener la calidad del sueño, mejorar los niveles de concentración y promueven una visión positiva de las cosas.

En países como España, donde hay más de cuatro millones de senderistas, las caminatas mejoran la perspectiva de mujeres víctimas de violencia. En Canadá se recomienda al menos pasar dos horas a la semana en entornos naturales; según sus estudios, las personas que lo hacen tienen mejor calidad de vida.

Vistas: 25

Deja un comentario