Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Pueblito Mío

Lloa, una aventura sin límite (quinta parte)

Cuscungo Adventure, un espacio diseñado para satisfacer gustos variados

Por: Connota Comunicaciones – Quinta entrega de la serie Lloa Mágico.

Dentro del recorrido promocional de Lloa Mágico, no podíamos dejar de ir hasta el complejo Cuscungo Adeventure Lloa. Un espacio acogedor y lleno de servicios turísticos para satisfacer los gustos más variados: granja animal, pesca deportiva, cabalgata, juegos extremos, juegos lúdicos, piscina, áreas húmedas, espacios verdes, senderos de aventura, cancha de ecuavoley, un espacio para jugar indor fútbol, restaurante, hospedaje, camping…

Como lo dijimos, tiene de todo y lo mejor, al igual que en los lugares que hemos reseñado en las anteriores entregas, su gente es amable y está presta a satisfacer los requerimientos de los excursionistas.

Lili González, quien está al frente del funcionamiento del complejo turístico, nos dio la bienvenida y nos contó los inicios de este proyecto liderado por su familia. Luego nos llevó a caminar y pudimos ver -en detalle- cada uno de los atractivos del lugar. También nos compartió las aspiraciones y sueños que motivan al grupo de emprendedores que vieron en su parroquia rural, la más grande de Quito, un buen espacio para invertir.

Cuscungo Adventure Lloa está en el barrio Urauco, en la vía a Palmira. Si cuentas con movilización propia, llegar desde el Parque Central hasta el centro turístico le tomará unos 15 minutos. También, los fines de semana y feriados, puede coger la TransLloa, que le dejará en la puerta del complejo; el pasaje cuesta 1,25, también puedes alquilar una camioneta desde la Casa Somos, en el centro poblado del pueblito.

Seguro, al conocer este lugar, compartirás buenos momentos y construirás nuevas historias, que al fin de cuentas son parte de los objetivos de Lloa Mágico, un producto diseñado que promueve el turismo de naturaleza como eje del desarrollo de las familias de la hermosa planicie en lo alto.

Deja un comentario