Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Caminantes

Pasear entre amigos requiere planificación

Entre las cosas que uno sueña hacer en la vida, viajar con amigos está entre las opciones que más interés despierta. La idea empieza a rondar desde antes de terminar el bachillerato, continúa en la Universidad y se extiende hasta cuando ya se pasan los 30.

Entre las ventajas de hacerlo están confraternizar más, sentir compañía, construir un mayor sentimiento de empatía, apoyo emocional, fortalecer los lazos, trabajar en equipo, valorar las diferencias y habilidades de cada viajero, compartir gastos, entre otras. Incluso, hay estudios en varios países como Canadá, que evidencian que compartir con amigos puede alargar la vida.

El anhelo de viajar con amigos -si bien es una buena oportunidad para construir memorables recuerdos- también puede generar preocupación. Para hacer que el viaje se acerque a las expectativas grupales, existen algunas cuestiones que se deben considerar.

La primera es definir con claridad el destino y luego hacer el presupuesto; este dependerá de los días del viaje, los medios de transporte y las actividades que se pretendan realizar.

Luego, se recomienda definir un responsable y evaluar -entre todos los aventureros- el cronograma de actividades que se realizarán durante el viaje. Claro que en el camino se pueden presentar nuevas aventuras, las que entre todos decidirán hacerlas o no.

Cuando el viaje incluye varios días y se va a compartir habitaciones, es mejor definir las ocupaciones con base en los niveles de confianza. Si se alquila una casa, se requieren señalar las responsabilidades que tendrá cada viajero durante la permanencia en ella.

Si existe alguno de los amigos con problemas de salud, este debe informar al grupo sus condiciones, medicamentos y enseñar qué hacer en caso de emergencia. Si existen personas con alergias o intolerantes a ciertos alimentos, también deben poner en conocimiento de todos. Así, se evita pasar sustos.

Ya con todos los detalles definidos, recuerda que en el camino todo puede pasar y se debe corregir sobre la marcha. Al fin y al cabo, la idea es divertirse, compartir y disfrutar… Cuando viajes entre amigos y familiares, tómalo con calma, relájate y disfruta de buenos momentos.

Vistas: 17

Deja un comentario