Pueblito Mío

Revista digital de aventura, turismo y ambiente

Aventuras

Cotopaxi, un volcán que seduce

A menos de 100 kilómetros de Quito, está el Parque Nacional Cotopaxi, su extensión sobrepasa las 32 200 hectáreas.

Volcán Cotopaxi
En un día despejado el Cotopaxi es visible desde la Panamericana | Foto: A. C.

Darte una escapada siempre viene bien. Alejarte de las urbes, vivir la aventura, disfrutar de los hermosos paisajes que se dibujan por doquier, dejarte atrapar por los sabores de la variada gastronomía ecuatoriana, son opciones tentadoras.

Con esa idea, el pasado sábado -junto con un grupo de amigos- tomamos la ruta con rumbo al sur. Salimos desde uno de los populares barrios de la capital, Cotocollao. Luego, por la avenida Mariscal Sucre recogimos a los aventureros.

En algo más de una hora, que nos demoramos cruzando la ciudad debido al tráfico, estábamos en la Panamericana. Para nuestra sorpresa, al fondo de la postal se levantaba el Cotopaxi, que tiene una altitud de 5897 msnm, y los Ilinizas, 5248 msnm y 5126 msnm respectivamente.

El plan era ir a desayunar en Machachi, sin embargo, al ver semejante paisaje, decidimos ir hasta El Chasqui, en Cotopaxi. Al llegar, el nevado se ocultó detrás de unas sabanas cortas. Si bien se podía ver la base nevada, no se pudo apreciar al inmenso macizo en todo su esplendor.

Emocionados bajamos a ver el mejor ángulo para tomar fotos, luego de una hora de disfrutar de uno de los paisajes más bonitos de la Serranía, regresamos hasta el sector de Aloasí, parroquia del cantón Mejía, para disfrutar de un delicioso desayuno.

Gastronomía tradicional

A lo largo de la ruta que nos dirige al Cotopaxi existe una variada oferta gastronómica, desde emprendimientos con comida típica donde los precios oscilan entre los 2,50 y 3 dólares, hasta restaurantes con elaborados platos que pueden superar los 15 dólares.

En el sector de El Chasqui hay varios emprendimientos gastronómicos en los que su principal oferta es el borrego asado.

El volcán Cotopaxi, después de las Islas Galápagos, es el atractivo natural más conocido por los turistas internacionales.

Etimológicamente su nombre significa Cuello de Luna, aunque hay otros que señalan que tiene relación con el bocio; incluso, se dice que sus minerales tienen propiedades que alivian esta enfermedad.

Si te animas a ir de paseo por este sector, lleva ropa abrigada. En el Parque Nacional Cotopaxi la temperatura puede fácilmente bajar de los 10 grados centígrados.