El volcán desterrado

Los gigantes dormidos tienen mucho por contar | Video: Francisco Garcés

El Guagua Pichincha guarda secretos, leyendas e historias. Al levantar la mirada descubrí un coloso vivo, lleno de magia y que te invita a visitarlo.

Desde Quito lo vemos todos los días, lejano imponente, solitario. En ocasiones hasta triste. Tantas sensaciones que me animé a conocerlo, descubrirlo, encontrarlo.

En un corto recorrido desde Lloa llegué al refugio y de ahí en una caminata de alrededor de 45 minutos, estaba en su cumbre. Una experiencia realmente sobrecogedora. Era un día despejado, me recibió una montaña nevada desde donde pude maravillarme con las cumbres de varios volcanes de la cordillera oriental y como si fuera poco, tuve la visita de varios curiquingues.

No contento con eso me puse a investigar y descubrí una leyenda que no conocía; una que cuenta de su soledad y tristeza, una que narra la historia de grandes guerras entre los gigantes.

Luego de ver el video tu también ya conoces la historia relacionada con este niño solitario.

Información importante

  • Del refugio a la cima son 45 minutos de ascenso.
  • La cumbre está a más de 4700 msnm.
  • Desde Quito, pasando por Lloa es un trayecto que dura alrededor de 90 minutos.
  • Es preferible usar ropa adecuada de montaña y llevar refrigerio.

Deja un comentario