Del senderismo, a la caminata consciente

Para mantener un buen estado físico, los especialistas recomiendan dar unos siete mil pasos al día. Hay quienes señalan que la caminata es el mejor ejercicio.

Senderismo | Caminata consciente
Bosque protector Jerusalén | Foto A. C.

Las caminatas por senderos naturales se están convirtiendo en alternativas para disminuir el estrés y fortalecer el organismo. También, poco a poco, ganan espacio entre las preferencias de los viajantes.

Si bien no existe un dato exacto del número de personas hacen senderismo en el mundo o en Ecuador, hay datos puntuales como los de España, país en el que alrededor de 4 millones de personas lo practican de forma regular.

Dentro de los múltiples beneficios que ofrece esta actividad están la contemplación, respirar verde y desconectarse por un instante del mundo. También hay terapias como la caminata consciente que cada vez cuenta con más adeptos.

¿Qué es una caminata consciente?

Básicamente, es hacer una caminata reparadora, caminar por senderos naturales se ha convertido en una alternativa saludable para disminuir la tensión y fortalecer la salud mental. Está demostrado que muchas de las enfermedades están relacionadas directamente al estado de ánimo.

Por ello, surgen las caminatas conscientes que no son más que recorridos sin prisa, con los teléfonos celulares apagados, con la mayor atención posible por senderos naturales. La idea es desconectar de las tensiones durante todo el recorrido.

También hay quienes conocen a esta terapia como baño de bosque. Una experiencia que permite a los practicantes reconoctarse con ellos mismo, disminuir los ruidos del día a día y abrir el pensamiento a nuevas formas de ver la vida, lo que ayuda a afrontar la cotidianidad con otra visión.

Senderismo | Caminata consciente
Parque Metropolitano La Armenia | Foto A. C.

Senderismo y turismo

  • Locales o de paseo: son recorridos de menos de 10 kilómetros que demandan poco esfuerzo físico y se practican por chaquiñanes previamente diseñados donde se invierte un máximo de dos horas. Ideales para los baños de bosque.
  • Senderos cortos: la ruta es determinada previamente por los aventureros. Son rutas de menos de 50 kilómetros que demandan un mediano esfuerzo y un día de recorrido. Se requiere una persona con experiencia que conozca el camino o un guía.  
  • Senderos largos: son caminos de más de 50 kilómetros que se recomiendan hacerlos en dos o más jornadas. Demanda una buena preparación física y el acompañamiento de un guía especializado.

Deja un comentario